UNA VACUNA LLAMADA EJERCICIO FISICO

La vacuna del COVID19 ha sido uno de los grandes desafíos a los que se ha enfrentado la ciencia por la celeridad con la que era necesario desarrollarla y porque a falta de medicamentos eficaces es el único modo para reducir la mortalidad o los casos más graves de la infección por el virus.

Existe otra pandemia a la que nos tendremos que enfrentar en el futuro : el envejecimiento de la población. Las proyecciones nos indican que el número de mayores de 65 años se duplicará en el año 2050 alcanzando los 2100 millones , mientras que el aumento de la esperanza de vida triplicara la población con una edad igual o superior a los 80 años situándose en 426 millones.    Más del 80% de las personas mayores de 65 años tienen al menos una enfermedad crónica y aumenta a tres a los 75 años. ¿Cómo se van a enfrentar las sociedades a las necesidades físicas ,psicológicas y de salud que hay detrás de esas cifras?.

El envejecimiento  es inevitable y cada una de nuestras funciones se ven afectadas a partir de la tercera década de vida hasta que finaliza con la muerte , pero existe un envejecimiento saludable que se caracteriza por un desarrollo y mantenimiento de la capacidad funcional. Encontramos dos fenotipos diferentes de envejecimiento que vienen determinados por nuestro estilo de vida y específicamente por la presencia o ausencia en mayor o menor medida de actividad física y ejercicio.

En un extremo se encuentran los deportistas de por vida y atletas máster que presentan un lógico e inevitable declive del rendimiento pero aún así alcanzan unos desempeños muy notables en comparación con sus iguales sedentarios. Son el ejemplo de la capacidad del ejercicio físico para preservar las funciones fisiológicas y constituyen el pico máximo de salud y capacidad funcional en la vejez.

En el otro extremo encontraríamos los individuos que presentan una ausencia de ejercicio y actividad física ,  con un proceso de envejecimiento asociado a la aparición prematura y excesiva de enfermedad e incapacidad. Un incremento de la morbilidad , problemas de salud mental y múltiples patologías son la otra cara de la moneda del envejecimiento.

Merece la pena detenernos a detallar algunos procesos asociados al envejecimiento:

-Pérdida de masa ósea y muscular unida a un incremento del tejido adiposo que modifica su distribución hacia depósitos viscerales en lugar de hacerlo en otros apendiculares o subcutáneos . La adiposidad estará íntimamente relacionada con alteraciones metabólicas y funcionales y el escenario presentará pérdida de fuerza , enfermedades cardiovasculares , diabetes tipo 2 , etc. Una función muscular deteriorada junto a la aptitud cardiorrespiratoria disminuida se traduce en una muy limitada capacidad para realizar las actividades de la vida diaria y la pérdida de independencia.

-Aspectos cognitivos como el razonamiento , velocidad de procesamiento , atención o  memoria también se ven condicionados por el envejecimiento ya que se producen cambios en algunas áreas del cerebro.

Hace escasos días la prensa daba a conocer que investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y de la Universidad de Leicester (Reino Unido) habían desarrollado un nuevo método para eliminar las células viejas de los tejidos, frenando así el proceso de envejecimiento, lo que abre la posibilidad de retrasar las enfermedades vinculadas al mismo. Se abría una vía al desarrollo de tratamientos efectivos para retrasar la evolución de enfermedades vinculadas al envejecimiento así como para mejorar la esperanza y, sobre todo, la calidad de vida de las personas en esta etapa.

La investigación mencionada se encuentra todavía en una fase que requerirá todavía unos años hasta que pueda plasmarse en una auténtica realidad. Sin embargo hay una opción disponible para muchas personas y que va a determinar cómo será su proceso de envejecimiento : adoptar un estilo de vida que proteja frente a las enfermedades asociadas al envejecimiento. En otras palabras , EJERCICIO FÍSICO.

Pensemos en cambios favorables en numerosas funciones cardiovasculares como la contractilidad , gasto cardiaco máximo , regulación de líquidos corporales o variabilidad de la frecuencia cardiaca. Estas adaptaciones conducen a un menor riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Imaginemos una remodelación en el músculo esquelético con un aumento de la fuerza muscular y de la resistencia junto a una reducción de los depósitos adiposos y de nuestro peso corporal.

Perseguir una remodelación del sistema nervioso que suponga una atenuación de la neurodegeneración y una mejora de nuestra atención o de nuestra memoria no es algo que no esté a nuestro alcance.

La evidencia acumulada durante muchas décadas nos permite afirmar que el ejercicio físico funciona como medicina preventiva en aquellas personas que incluíamos en el fenotipo óptimo de envejecimiento y tendrá un carácter terapéutico para atenuar o eliminar la enfermedad en el caso del fenotipo no saludable de envejecimiento caracterizado por el predominio del sedentarismo.

Los cambios y beneficios favorables expuestos anteriormente están a nuestro alcance , y si la vacuna del Covid 19 podría plantear discrepancias , en el caso del ejercicio físico no hay efectos adversos y no está justificado renunciar a sus beneficios.

Vacúnate!

Referencias:

Izquierdo M, et al ; Recommendations in Older Adults (ICFSR): Expert Consensus Guidelines

 

Pedersen, B.K. and B. Saltin, Exercise as medicine – evidence for prescribing exercise as therapy in 26 different chronic diseases. Scand J Med Sci Sports, 2015. 25 Suppl 3: p. 1-72. doi: 10.1111/sms.12581

 

 

Comments

comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR