PROGRAMA SALUD

PROGRAMA SALUD

Un adecuado programa de entrenamiento debe fundamentarse sobre dos aspectos esenciales , entrenamiento cardiovascular y entrenamiento de la fuerza.

Tradicionalmente se ha asociado el consumo máximo de oxígeno (VO2max) al deporte de alto rendimiento, considerando este parámetro como uno de los factores que determinaban el rendimiento en los deportistas de
élite.

En la actualidad esta visión del VO2max ha cambiado y se le considera el predictor más eficaz de riesgo de muerte por todas las causas y más en concreto por enfermedad cardiovascular , tanto en personas con cardiopatías como en personas sanas.

También encontramos una relación inversa entre esa capacidad cardiovascular y mortalidad por cáncer, sensibilidad a la insulina o padecimiento del «síndrome metabólico».


Por los motivos expresados anteriormente , el entrenamiento cardiovascular debe formar parte de un programa de
entrenamiento para crear las adaptaciones necesarias dirigidas a mantener un adecuado VO2max.

Sin embargo el puzzle quedaría incompleto sin la otra pieza fundamental, el entrenamiento de la fuerza.
La fuerza y la masa muscular disminuyen con la edad y por ello una parte del entrenamiento debe prestar atención a este aspecto para mantener la calidad de vida así como los niveles de independencia sin necesidad de ayuda externa.

No se trata de hipertrofiar , de desarrollar grandes músculos. Buscamos músculos funcionales para soportar nuestra estructura y al mismo tiempo desempeñar nuestras actividades diarias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR