Entrenamiento de Fuerza : ¿Debemos llegar al fallo?

La importancia del entrenamiento o del trabajo de la fuerza tanto para la mejora del rendimiento deportivo como para el tratamiento de patologías (obesidad , diabetes , etc) acumula continuamente evidencias a su favor. Sería muy difícil y extenso exponer en una sola entrada de blog todos los beneficios del entrenamiento de la fuerza así como los métodos más adecuados para la obtención de los resultados anteriormente mencionados , pero nos proponemos con esta entrada y las posteriores , plantear cuestiones que resultan decisivas a la hora de diseñar un buen programa de entrenamiento de la fuerza.

La mejora de la fuerza muscular se atribuye al aumento de la sección transversal del músculo y a la coordinación neuromuscular , por tanto son necesarias modificaciones de tipo estructural y también en la activación de la función neuromuscular. Nos podríamos plantear si en una misma sesión se pueden trabajar ambos aspectos ya que las cargas que se deberían aplicar varían (cargas medias o cargas altas) en función de la finalidad que persigamos. No obstante y como indica González-Badillo , ambas modificaciones también dependen de la intención del sujeto de lograr la máxima producción de fuerza en la unidad de tiempo y en cada acción con independencia de la carga que se utilice.

Resulta obvio que como en  cualquier programa de entrenamiento , las adaptaciones varían entre los individuos y se determinarán por el nivel previo de entrenamiento y por la edad. Alguien con un estado de forma más que aceptable necesita un entrenamiento más exigente que si se trata de alguien inactivo , en cuyo caso un estímulo menor será suficiente. Sin embargo existen recomendaciones que nos proponen unas cargas demasiado intensas que nos pueden conducir a aumentar el riesgo de lesión o de sobreentrenamiento  y por ende no obtener las mejoras derivadas de utilizar unos niveles de intensidad más moderados.

La pregunta que nos hacemos es : ¿Debemos realizar repeticiones hasta el fallo? ¿Desde el punto de vista del rendimiento muscular es la mejor opción?

La idea de que para mejorar la fuerza máxima es necesario realizar series hasta el fallo está bastante extendida , pero diferentes estudios muestran que no es necesario y además nos puede conducir al sobreentrenamiento y lesiones por sobrecarga. González-Badillo considera que las series con carácter de esfuerzo máximo no se aplican en la mayoría de las especialidades deportivas.

En caso de utilizar este enfoque del entrenamiento  sería útil en muy pocas especialidades y además debería  realizarse con muy poca frecuencia.

Existen estudios cuyos resultados han mostrado que no es necesario llegar al agotamiento muscular para un desarrollo óptimo de la fuerza .El aspecto importante radica en la obtención de mejoras de fuerza y potencia (no hablaremos de si es necesario hacer esta distinción) dejando al margen el riesgo de frenar la progresión como consecuencia de lesiones por sobrecarga y esta es una condición fundamental cuando buscamos la mejora del rendimiento.

Para finalizar y que cada uno extraiga sus propias conclusiones  volvemos a González-Badillo : «llegar hasta el fallo siempre produce excesiva fatiga : pérdidas de velocidad muy elevadas y alta concentración de lactato y amonio , y la excesiva fatiga necesariamente ha de superar el estímulo óptimo que permite el mayor beneficio adaptativo «.

Fuerza si , pero busquemos un entrenamiento eficiente y sin riesgos.

Comments

comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR