ACTIVIDAD FISICA Y ENVEJECIMIENTO

Hoy día 6 de Abril se celebra el Día Mundial de la Actividad Física y desde muchas organizaciones se recibirán mensajes invitándonos a realizar ejercicio físico diario para mejorar nuestra salud . Sin embargo los datos son bastante elocuentes y nos hablan de cifras como el 73% de la población que no llega al umbral de actividad física mínimo para reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares , la diabetes o el cáncer . El 44% de la población es sedentaria y la tasa de obesidad en España ya se sitúa en el 16,6%  lejos del 30% de países como Estados Unidos pero con una tendencia preocupante.

Los estudios que evidencian los beneficios del ejercicio para la salud son cada vez más numerosos , pero hoy me gustaría detenerme en un segmento de la población que  podría obtener grandes cambios en su calidad de vida si incorporara la actividad física a su rutina diaria : NUESTROS MAYORES.

El envejecimiento es un proceso fisiológico que no podemos detener , pero lo que si podemos evitar es que nuestra autonomía e independencia no se vean disminuidas por ese proceso.

Nuestra atención se debería dirigir a la capacidad funcional ya que será esta la que determine la expectativa de vida y lo que es más importante la calidad. La función previa al desarrollo de discapacidad y dependencia es un baremo idóneo para medir el estado de salud y al mismo tiempo nos va a permitir predecir la discapacidad.

Las intervenciones que tienen como eje la actividad física , han resultado muy eficaces para retrasar o revertir la fragilidad que caracteriza a un gran porcentaje de nuestros mayores. Junto a la mejora física , también se ha evidenciado la mejora del estado cognitivo así como del bienestar emocional.

Un programa de actividad física dirigido a personas mayores debería tener un protagonista primordial : EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA. Una mejora de la fuerza se traduce en mayor potencia y masa muscular , aumento de velocidad de la marcha o facilidad para gestos tan sencillos pero que habitualmente entrañan bastante dificultad como levantarse de una silla. Aún así , el programa no estará completo si dejamos al margen otros elementos como el entrenamiento cardiovascular , la movilidad o el equilibrio.

Un evento que por desgracia se produce con frecuencia entre nuestros mayores son las caídas y sus posteriores complicaciones . Si prestáramos atención a las diferentes causas que provocan las caídas como pueden ser la debilidad muscular o el déficit de equilibrio , muchas podrían evitarse y nuevamente un plan adecuado de actividad física va a ser la herramienta para evitarlas.

A la vista de lo expuesto anteriormente parece evidente que un programa de ejercicio se hace imprescindible en las personas mayores pero cuando analizamos el tipo de recomendaciones que reciben cuando acuden a su médico o las prestaciones que reciben en la mayoría de residencias o centros de día , parece que no van en la dirección más adecuada para preservar o mejorar su calidad de vida.

Desde Health&Performance queremos aprovechar el día mundial de la Actividad Física para invitar a que el enfoque que se da al cuidado de nuestros mayores cambie a lo largo de los próximos años y el objetivo sea MORIR JOVEN PERO LO MAS TARDE POSIBLE (A.Huxley)

Comments

comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR